14.7.09

El futuro de los incendios: Lo que viene




Por Kathleen H. Almand, P.E., FSFPE, y Casey Grant, P.E. En noviembre del año pasado, 130 líderes de los campos de la investigación, ingeniería, servicio de bomberos, protección contra incendios de instalaciones y fabricación se reunieron en Washington, D.C., para celebrar el XXV aniversario de la Fundación de Investigaciones de Protección contra Incendio. El tema central de la conferencia fue “Prepararse para los próximos 25 años”, y mostró todos los atributos de un momento histórico sobre la manera en que pensamos la protección contra incendio en este país. Se alentó a los participantes a considerar los enormes cambios que se están llevando a cabo en tres áreas fundamentales —sociedad y datos demográficos; materiales y tecnología; y medio ambiente, energía y sustentabilidad— y lo que estas significan para el futuro de la seguridad contra incendios de los EE.UU., incluyendo su impacto en los códigos y normas de la NFPA. Esta es una mirada sobre ese futuro.

De más edad, más diversa y más cantidad: Sociedad y datos demográficos Según el Dr. Kevin McCarthy, presentador y científico social principal de Rand Corporation, la población de los EE.UU. crecerá a ritmo constante en los próximos 25 años en un 1%, o 3 millones de personas, por año. La inmigración representará un 40% de ese crecimiento, y la porción asiática e hispánica de la población total aumentará de un 22% a un 34%.1 Los incrementos de población principalmente ocurrirán en los estados del sur y del oeste, en especial en Arizona, Nevada y Carolina del Norte, y se concentrará cada vez más en las áreas urbanas.2,3 Algunas de estas zonas urbanas se encuentran sometidas a desastres de gran escala, ya sean provocados por el hombre, o naturales, tales como incendios en bosques, huracanes y terremotos.4 La composición de la población también se está modificando. La edad media de la población crecerá de 35 a 38 años.5 El porcentaje de la población laboralmente activa se reducirá, mientras que la población de la tercera edad aumentará de 12.5% a un 20%.6 Estos factores significan más viviendas unipersonales y menos viviendas con niños, lo que provocará cambios en los tipos de viviendas.


1. Los programas públicos de información sobre seguridad contra incendios están respondiendo a los cambios culturales en una variedad de maneras, como mensajes para la tercera edad y para las personas cuya lengua materna no es el inglés. Larry McKenna, panelista de la conferencia perteneciente a la Administración contra Incendios de los EE.UU., señaló que ciertas barreras culturales muy arraigadas seguirán planteando desafíos para los promotores de la seguridad contra incendio y que ciertos esfuerzos relacionados, como el servicio de bomberos voluntarios, pueden llegar a declinar en los años venideros.

2. Los patrones de crecimiento urbano muestran una tendencia creciente hacia poblaciones de mayor densidad, y esto requerirá un realineamiento de todos los códigos y normas que afecten el medio construido. Ciertos grupos ya se encuentran estudiando estas preocupaciones, como el Comité Asesor de Seguridad en Edificios de Altura de NFPA, en vigencia desde 2004, que analiza la tendencia creciente hacia edificios más altos como resultado de poblaciones de mayor densidad. Stacy Welch, conferencista perteneciente a Marriott, indicó que “los edificios son más complejos que nunca, y se encuentran en las áreas urbanas más pobladas”. Los códigos de construcción, como el NFPA 5000®, Código de Seguridad y Construcción de Edificios, deberán seguir el ritmo de estos patrones cambiantes.


3. A medida que nuestra población se concentre más en áreas urbanas y suburbanas, los procedimientos de respuesta ante emergencias, como las rutas de evacuación y las tácticas de combate de incendio, deberán adaptarse. El servicio de bomberos y otros socorristas de emergencia deberán seguir el ritmo de los cambios para poder manejar desastres naturales, o provocados por el hombre, de gran escala. Ciertos documentos como el NFPA 1561, Servicios de emergencia del sistema de administración de incidentes, deberán adaptarse para poder manejar estos cambios.


4. Una faceta especial del cambio de los patrones de crecimiento urbano es el problema de los incendios que afectan las superficies de contacto entre la vida silvestre y la urbana. En las últimas décadas ya hemos sido testigos de estos desastres, y las poblaciones cambiantes continúan aumentado el problema. Ciertas iniciativas, como el programa Firewise© de NFPA, están cobrando nueva importancia; y documentos como el NFPA 1144, Reducción de los riesgos de combustión estructural en incendios forestales, también están cobrando renovada importancia.


5. A medida que la población envejece, debemos considerar medios efectivos para manejar a las personas con discapacidad en nuestras estrategias de seguridad de incendios. Por ejemplo, NFPA 72®, Código Nacional de Alarmas de Incendios, está analizando los requisitos de señales efectivas para las personas con problemas de audición, y NFPA 101®, Código de Seguridad Humana, se encuentra considerando cambios en las disposiciones de diseño de edificios para permitir la evacuación/seguridad de las personas con discapacidad motriz, incluyendo el uso de ascensores. Otros grupos, como el Comité Asesor de Accesibilidad de NFPA, están estudiando diferentes maneras para ayudar a las poblaciones con problemas de motricidad.


6. El descenso de la población activa afectará todas las disciplinas de seguridad contra incendio, afirmó Ozzie Mirkah, panelista de la conferencia de Incendio y Rescate de Las Vegas. “La población de edad cada vez más avanzada aumentará la demanda de respuestas de emergencia al tiempo que agotan nuestros números”, afirmó Mirkah. “Debemos elevar nuestro objetivo sobre prevención de incendios para tratar este problema”.


Nuevas esperanzas, nuevos problemas: Materiales y tecnología Las décadas venideras estarán marcadas por avances importantes en materiales y tecnología.1 Las áreas que incluyen disponibilidad y utilidad de información, biotecnología, materiales inteligentes y nanotecnologías se están desarrollando a gran velocidad, al igual que sus aplicaciones.2,3 Las aplicaciones de biotecnología, por ejemplo, incluyen medicina personalizada fundamentada en bases de datos de información del paciente.4 Mientras tanto, las aplicaciones de nanotecnología abarcan desde nuevas familias de sensores químicos y biológicos y mejoras de capacidad de baterías, hasta dispositivos personales de monitoreo médico y capacidades mejoradas de monitoreo humano y ambiental, todos con implicancias evidentes y abarcadoras para los esfuerzos del servicio de bomberos y de la seguridad contra incendio.5,6


1. Los avances en tecnología electrónica, por ejemplo, tienen un enorme potencial para ayudar a detectar incendios. Bob Boyer, panelista de la conferencia perteneciente a GE Security, afirmó que tales avances, como la tecnología de sensores múltiples, “generaría una menor cantidad de falsas alarmas, brindaría una mejor detección y mejoraría la eficiencia”. NFPA 72®, Código Nacional de Alarmas de Incendios, está monitoreando estas nuevas tecnologías para brindar el desempeño y los criterios de instalación adecuados.


2. El impacto de los nanomateriales sobre la seguridad contra incendio todavía debe investigarse y comprenderse cabalmente. Estos y otros materiales nuevos utilizados para decorar y construir edificios —por ejemplo, nuevos materiales de construcción livianos para techos— pueden llegar a cambiar muchos de nuestros enfoques básicos de diseño de seguridad contra incendio. En la actualidad, el Comité de Pruebas de Incendio de NFPA se encuentra analizando métodos de prueba utilizados para evaluar los riesgos de los materiales, junto a otras organizaciones de pruebas y normas de seguridad contra incendio.


3. Los avances en tecnología con aplicación directa sobre el servicio de bomberos están experimentando un auge sin precedentes. “Debemos seguir estimulando este avance y promover las mejoras del servicio de bomberos, tales como sensores y controles integrados y sistemas de ubicación que serán de gran ayuda para los bomberos”, afirmó Anthony Hamins, panelista de la conferencia, y del Instituto Nacional de Normas y Tecnología. Las normas sobre vestimenta y equipamiento de protección personal de NFPA, como NFPA 1971, Norma sobre vestimenta protectiva para combate de incendios estructurales y combate de incendios de proximidad, sufren actualizaciones continuas a fin de implementar las últimas tecnologías.


4. También están siendo estudiadas con intensidad las tecnologías aplicadas a los temas de seguridad y salud. Ellen Sogolow, participante de la conferencia y del Programa de Subsidio de Asistencia para Bomberos, resaltó la “aplicación de técnicas clínicas para monitoreo en tiempo real de la seguridad de los bomberos durante incendios”, como los medios de respiración aumentados y el monitoreo mejorado de la temperatura corporal y el ritmo cardíaco. Dichas investigaciones proveerán nueva información de vital importancia para la seguridad de los bomberos y documentos de salud tales como NFPA 1582, Programa global de medicina ocupacional para departamentos de bomberos.


5. La tendencia hacia la adaptación de tecnologías que cumplan con objetivos de desempeño específicos, es directamente aplicable a los sistemas de supresión de incendio. NFPA 13, Instalación de sistemas de rociadores, ofrece orientación de instalación y desempeño para una amplia variedad de nuevos diseños de rociadores. Los cambios en configuraciones de almacenamiento —contenidos, empaques, volumen de almacenamiento y recuperación automática— en ocupaciones minoristas y de almacenamiento, están incrementando el volumen y riesgo de mercaderías almacenadas, creando escenarios nuevos y problemáticos. NFPA 13 está respondiendo a este desafío a través del desarrollo de nuevas disposiciones para la protección de bienes almacenados.


6. Mientras que muchas de estas nuevas tecnologías ofrecen grandes esperanzas para el futuro de la seguridad de incendio, el Dr. Philip Anton, Director del Centro de Políticas de Adquisición y Tecnología de RAND Corporation, señaló que las nuevas tecnologías traen aparejados nuevos problemas. La tecnología sobre seguridad y salud podría generar problemas relacionados con la privacidad y la ética, afirmó Anton, mientras que los nuevos materiales podrían presentar nuevos riesgos de salud o nuevos riesgos de incendio.



Un dilema poco conveniente: Medio ambiente, energía y sustentabilidad El cambio climático resulta evidente en todo el planeta. De acuerdo con el ponente de apertura, Shere Abbott, Director del Centro para la Ciencia y Práctica de la Sustentabilidad de la Universidad de Texas, han ocurrido más de 800 inundaciones de importancia en todo el mundo desde 2000, y los incendios en zonas forestales de la región oeste de los Estados Unidos se han cuadriplicado en los últimos 30 años.1 Las emisiones de dióxido de carbono han aumentado en un tercio en los últimos 50 años, con un incremento del promedio de la temperatura global de 1°F (0.5°C).2 Nuestros recursos naturales están descendiendo como resultado de una demanda mayor y la biodegradación de ecosistemas naturales.3 La demanda mundial de agua se ha triplicado en los últimos 50 años; 36 estados de los EE.UU. deben enfrentar la escasez de agua en forma inmediata.4 En la actualidad, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, y esa cifra está lista para aumentar rápidamente. Para 2050, se proyecta que la población mundial que vive en ciudades se duplicará o triplicará, alcanzado los 7.000 millones aproximadamente.5


1. Las implicancias del cambio climático son profundas y nos harán cambiar la manera en que consideramos la seguridad contra incendios. Junto con un posible aumento en la cantidad y severidad de los desastres naturales, la demanda mayor de socorristas hace necesarias nuevas tácticas y afectará las normas basadas en servicios de bomberos, como NFPA 1670, Operaciones y capacitación para incidentes con rescates técnicos. “Debemos ser más elásticos respecto de los cambios en el medio ambiente y adaptar mejor nuestras habilidades y estrategias de combate de incendio”, dijo Bill Stewart, Jefe de los Servicios de Bomberos de Toronto, y panelista de la conferencia. “Debemos contar con estrategias de mitigación y adaptación”.


2. Los problemas de energía relacionados con el transporte tienen aún más urgencia, y los avances crearán nuevas oportunidades de seguridad contra incendio, y nuevos riesgos. Un uso más extendido de vehículos alternativos y sus diferentes combustibles —por ejemplo, biodiesel, etanol/alcohol, hidrógeno y electricidad— presentan diferentes riesgos y demandarán tácticas de respuesta a emergencias y de combate de incendio únicas, además de sistemas de protección de incendio. NFPA ha respondido en forma proactiva para analizar uno de estos nuevos combustibles con el desarrollo del código propuesto: NFPA 2, Código de Tecnologías de Hidrógeno.

3. La sustentabilidad ejercerá una presión continua sobre las restricciones ambientales para una variedad de productos químicos, una tendencia que afecta prácticamente a todos los códigos y normas de NFPA, desde la selección de extintores de incendio hasta el control de riesgo de los contenidos y mobiliarios de un edificio. NFPA ya se encuentra en la vanguardia de este tema. Por ejemplo, NFPA 2001, Sistemas de extinción de incendios mediante agentes limpios, se originó hace varias décadas debido a la necesidad de sistemas de extinción mediante agentes limpios respetuosos del medio ambiente. Pero queda mucho por hacer. “Algunos sucedáneos, como ciertos retardantes de llama, simplemente no logran el mismo nivel de desempeño [como los materiales tradicionales]”, afirmó Jim Pauley, panelista de la conferencia, y miembro de Schneider Electric/Square D Company. “No hay alternativas claras”.

4. Los recursos hídricos en descenso seguirán teniendo un impacto importante en los sistemas de extinción de incendios y las estrategias de combate de incendios, desde combate de incendios residenciales y diseños residenciales de rociadores de incendio hasta requisitos de presión de agua para edificios de altura y otras estrategias de control de incendio que insumen elevados volúmenes de agua. Estas preocupaciones exigen “nuevos enfoques respecto de la puesta a prueba y mantenimiento de la protección de incendio”, dijo Jon Hall, de FM Global y participante de la conferencia. “Debemos encontrar nuevos métodos para reducir el consumo de agua”.

5. La concientización sobre la conservación de energía seguirá generando desarrollos en el diseño de edificios ecologistas. El impacto que los nuevos tipos de construcción de muros, la hermeticidad térmica mejorada y las fuentes de energía alternativas, como la energía solar, tendrán sobre la seguridad contra incendios deberá analizarse en profundidad. Éstos, ya están teniendo un impacto directo sobre códigos de importancia tales como NFPA 1, Código Uniforme de Seguridad contra Incendios, y NFPA 101®, Código de Seguridad Humana.


Bookmark and Share
Publicar un comentario

stat

Stats

Bomba Belloto